domingo, 25 de septiembre de 2016

Clave de fa



Es una sed robusta que ignora la maldad
y se goza y se nutre del ansia que provoca
en el apóstol dúctil de manos siempre listas
para la perfección que le deja intuir.

Celosa y exigente no perdona desganos
antes bien se acomoda en el dolor secreto
de los callos ardientes que algún joven novicio
le ofrenda sin hablar, buscándola sin pausa.

Si la pasión es firme, y el corazón es fuerte
ella se deja ver obviando los colores;
se vuelve compañía, burlándose de Cronos.

Pero si todo es pose, de Alfonsina y el sol,
ella se ríe oscura y con amor escupe
sobre el rostro del pobre que no sabe de piel.



sábado, 24 de septiembre de 2016

Truman


The double game of tablecloths, the symmetry of so many silverware – all silver and gold -, the marvelous china in which it could see its reflected face, and an undecipherable series of glasses ended up stunning its senses, therefore it sank in a nabbed silence, of animal who has just received a blow and curls up looking still ahead. In a blinking I looked at my hands, the ones that one day got tired of washing cars, which some other time they broke into a fight, and many times they managed to get music from an instrument. I picture us naked.

Imagining was the first point of rupture, the wick that once lit, it turns the one who encourages it in charioteer of the future possible demolitions and corresponding reconstructions. Not always it’s easy, even though there’s this or those schools with the ¨lets imagine more¨. Because to imagine implies not only finding new solutions to ancient problems, but also incredible problems where there was none. The one that imagines not only can invent god doing a roast in hell, but also it can place the devil in the sky teaching tricks to avoid the hell. It is to go, always.

It was for imagine her, and for the contrariness of not being satisfied with nothing less than with her, that I was constructing he reality that ended up joining us around words as silences, like two soloists join about a stave that implies diverse keys, different sounds for the suitable vibration of the only melody. It was for so many kilometers and miles and extra leagues, that all the lines became precise, all the limits exact, so that every negligible difference redounds to an absolute integration, so that every task gives meaning to its rest. So that our eyes have to see. 

martes, 20 de septiembre de 2016

Brujas


"También esto pasará"

Yo comerciaba aquí con un nombre flamenco
y la historia en mis manos; con mis embarcaciones
llevando en sus barrigas toneles de buen vino
y metros incontables de la más pura seda.

Aquí bebí cerveza con egipcias
disfrazadas de hombres (siendo diosas)
- y alguna vez maté de madrugada
al que intentó robarme en el crepúsculo -.

Volví después de siglos, a mirarme,
a recordar los hechos, trabajando
con otro nombre nuevo - por mucho más difícil -,

tan sólo por sentirme un solo suficiente
que es capaz de brindar con la nostalgia
y dormir confirmando que tú no pasarás.


miércoles, 14 de septiembre de 2016

Cita 26



La mayoría de la gente hipócrita deja de ocultar su egocentrismo cuando juzga como pobres las manifestaciones amorosas de los demás en comparación a las suyas. Una vez efectuado este juicio, este sujeto defiende su sentencia con diez mil razones, desde estéticas hasta teológicas, sin considerar ni por un segundo que lo único que está haciendo es absolutizar lo relativo, como un pavo adolescente que no tuvo calle. Esta necesidad de absolutos personales, de definiciones supuestamente propias que avalen su capacidad de raciocinio son las que determinan la dimensión de sus carencias, tal como mandan los manuales básicos de psicología bípeda.


Los solos, sin embargo, habiendo experimentado un montón de veces lo prácticamente imposible de encontrar algún absoluto valedero, y habiéndose habituado a otro montón de relativos de toda índole, son los que terminan anteponiendo claramente el concepto de egoísmo al de egocentrismo. Y desde este egoísmo que admite y reconoce lo relativo es que también asumen lo efímero. Sin menospreciar ni despreciar, sin desestimar en nada largas tradiciones espirituales o trabajos mentales de décadas de esfuerzo, los solos son los que suelen saber que este momento es, en verdad, irrepetible; que puede o no  valer la pena; que pudiera ser perdurable.


Los genios van un poco más allá de esta y aquella vereda. Capaces de escribir cada vocablo, también pueden hacer vibrar cada palabra, dibujarla, evocarla, representarla. Son los que no se han resignado a la derrota y menos al triunfo. El genio parte de ser un solo, lo sabe. No tiene que llegar a esto. Está en sí mismo. ¿Qué le queda por hacer entonces? Tender puentes. Y la joda aquí es que cualquier genio puede tender cualquier puente para que cruce otro genio. Pero, ¿puede un genio hacer un puente capaz de ser cruzado por un egocéntrico, por un egoísta?


martes, 13 de septiembre de 2016

83- Lejano 3


Es complicado, a ver si me lo aceptas,
asumir que hay destrezas que se alcanzan sufriendo
el soportar a mentes cortísimas, ineptas
(de las que nunca están a pleno arriendo).

Distinguir la clara diferencia
entre el valor logrado  por enormes esfuerzos
y el precio que con grave indiferencia
se fija a nuestro inútil afán de dar confuerzos.

A veces no es tan fácil comprender
que la carencia acaba siendo un puente
pero para las piernas de ciertos elegidos,

y que más que ganar, va bien perder
si se trata del miedo maloliente
que nos fija al pasado siempre hambriento de olvidos.


domingo, 11 de septiembre de 2016

Quiindy



El sol estaba siempre, a pesar de las nubes
que a veces engordaban  antes de suicidarse
e inundar los arroyos, el lago amarronado
y hasta el ycua tranquilo dormido en su silencio.

Se hablaba poco o nada - en una lengua
con seis vocales nuevas para mí -,
en esa tierra dura pero hermosa
para el que no desiste y la trabaja.

Y todo era, también, noche tranquila
al calor de la caña bebida sorbo a sorbo
mirando hacia un arriba con exceso de brillos.

Era campo mi casa en donde fui uno más
sudando en la alambrada o poniendo vacunas
como cualquier cristiano, como cualquier adulto.




jueves, 8 de septiembre de 2016

Un error más, uno más


Este tiempo se curva, se distrae
y en lugar de apurar sus líneas, sus casillas
se detiene en mis ojos demorados sin saña
en el último adiós que dio mi boca.

De pronto y sin aviso ocurre el gris
mordiéndome los dedos, buscándome la lengua;
y si me palpo el vientre tan sólo siento un hueco
de sonidos y gestos extraviados.

Un error más, me pido y me permito
apretado en la rabia, sollozando un futuro
que sabiendo el pasado me sonríe con furia.

Uno más, a consciencia y como todos,
con la piel por delante y el corazón valiente
apostando a que sepas hacer vibrar mi nombre.

Isabel


I was not the scarcity what marked her, but the postponement, that guaranteed podium, but not for the first place. It became strong later, hard and docile like the most noble and more wrought steel, but with that pain inside her behind, barely visible, barely sensitive, barely perceptive. Therefore, when somebody could dispute her – beyond that she really did- the attention of the one who had defined like subject of his, it was mounting in a bitter and thick rage. She didn’t got to understand that for the hate it is needed as much or major force than for love.

It began - perhaps for a strange mechanism of defense, of attack, of survival- to create a parallel world excessively real, making others affronts hers, and hoisting as proper victories absolutely improper. Denied a heap of times - year after year, episode after episode - the need for this first place, this original frustration was projected in not penitent fault, in the 'if I did not have it, it is because I did not deserve it, and if I  did not deserve it the fault it is mine'. From there, she had not left with any more that to personify the fault and to drag it up till cheerfully destroying herself, for sorrow of those who love her.

I remember that time, when it was just a while we knew each other and I was still smiling, that I let her see the first letter of the one that was going to be mi new name. It spit on it without doubting, with that immediateness that obeys the fear, the hate, the disgust. I looked at that saliva covering my initial, saving the forms in my memory, before washing everything and apologize to her and listen to hers. I wanted to run, far away, but I held my self; I already had training, little, but it counted. I avoided speaking to her, loving her, reproaching her something. I was a piece in her chess. Time to play outside the board. 

domingo, 4 de septiembre de 2016

Londres


Esta calidez rara que no sabes decir
que colma tu mirada y cura tus heridas
¿cómo adivinarías que se forjó en el frío
de muchos numeritos y apenas poco sol?

Esta manera indócil de no preguntar nada
de aquietar con silencios el temblor de tus dudas
¿cómo ibas a saber que viene de una escuela
en donde no se puede llorar ni protestar?

Ahora que supones cómo fue mi pasado
¿entenderás de golpe la sombra de mis verbos
el brillo irreverente que silencia mi boca?

Ahora que me miras la curva de mis hombros,
la anchura de mis brazos; ahora que me intuyes
uno más bajo el cielo, ¿podrás al fin amarme?


miércoles, 31 de agosto de 2016

Cita 25



El doble juego de manteles, la simetría de tantos cubiertos - todo plata y oro -, la portentosa porcelana en la que podía ver reflejado su rostro, y una serie indescifrable de copas terminaron por aturdirle los sentidos, por lo que se sumió en un silencio agazapado, de animal que acaba de recibir un golpe y se acurruca mirando todavía al frente. En un parpadeo yo me miré las manos, las que alguna vez se cansaron de lavar autos, que alguna otra vez se quebraron en una pelea, y que tantas veces consiguieron sacar música de algún instrumento. Nos imaginé desnudos.


Imaginar fue el primer punto de quiebre, la mecha que, una vez encendida, convierte a quien la alienta en auriga de las futuras posibles demoliciones y correspondientes reconstrucciones. No siempre es fácil, por más que haya esta y aquella escuela que dale y dale con "imaginemos más". Porque imaginar implica no sólo encontrar soluciones nuevas a problemas antiguos, sino también problemas increíbles ahí donde no había ninguno. El que imagina no sólo puede inventarse a dios haciendo un asado en el infierno, sino que también puede colocar al diablo en el cielo enseñando trucos para evitar el infierno. Es ir, siempre.


Fue por imaginar-la, y por la tozudez de no contentarme con nada menos que con ella que fui construyendo la realidad que terminó por juntarnos alrededor de palabras como de silencios, como se juntan dos solistas alrededor de un pentagrama que implica diversas claves, diferentes sonidos para la vibración adecuada de una melodía única. Fue por tantos kilómetros y millas y leguas extras que todas las líneas se volvieron precisas, todos los límites exactos, para que cada ínfima diferencia redunde en una absoluta integración, para que cada tarea le de significado a su reposo. Para que nuestros ojos tengan que ver.