Printfriendly

sábado, 31 de enero de 2015

82. No busco fama

No digas nada, me repito mientras veo
que todo cierra en el relato de la tarde
si muere a solas desprovista del alarde
que oculto y guardo convirtiéndola en trofeo.

No busco fama sino gloria, o eso creo
si salgo al paso del valiente y del cobarde
centrando el ojo en el sendero que me arde
su forma curva de vacío y de deseo.

Me pueblo entonces de distancias absolutas
andando inmóvil por los bordes de mi mente
sellando angustias y alegrías sin pasado,

volviendo a mí con la potencia de volutas
de un sol curtido y sosegado, iridiscente
de penas rotas al calor de un yo triunfado.

viernes, 30 de enero de 2015

42. Burla 1

Casi son lo esencial para una fiesta
en donde se trasciende de lo simple
razonando el origen de los fines
vividos tras cruzar algunas puertas.

Enlazadas podrían causar guerras
zahiriendo la mente y lo tangible
al tiempo que desplazan a lo triste
y mutan a lo nuevo en cosa vieja.

Habitan desde siempre y con permiso
entre la gente falta de pudor,
marcando la distancia con que nutren

barcazas solitarias de destino,
rabiando del acróstico el rencor

asido a la garganta de las luces.

jueves, 22 de enero de 2015

Cu hi d fu

"Llega un punto  en el que el que vive como lo que no es,  sólo a sí mismo se hiere."
Andrea.


Era entonces enorme aquello que anhelabas
la humana mansedumbre como joya
en la cual gravemente y sin pesar se apoya
quien callando contiene a sus pasiones bravas.

Un juego, así, de sed que no se cura
de gesto que no alcanza a nacer verdadero
y por ello se muere como muere un viajero
en una tierra extraña la noche más oscura.

La culpa, enarbolada en consejos errados,
te ofreció una verdad de soles y planetas
llenándote de estigmas, de axiomas confundidos.

Y por buscar el verbo con los ojos cansados
terminaste extraviado entre puertas secretas

que nunca se habilitan a débiles y heridos.

miércoles, 21 de enero de 2015

Un estado paciente y lúcido



79. Un estado paciente y lúcido

A La Protectora

"Hermano es quien te comprende".
Smarc

Su sencilla firmeza irradia
esa paz que preciso a veces
si vomito la rabia sorda
que acumula mi vientre plano.

Al mirarme ya sabe el cuento
que se anida detrás del aire
expulsado por todo imbécil
incitando a mi puño indócil.

No me calma, me impulsa a un todo
desprovisto de llanto y púas
destrozando el mirar del simple.

A un estado paciente y lúcido
recordando la infancia pobre
que vivimos los dos sin penas.

martes, 20 de enero de 2015

Escribir no mata

Es una hora pacífica en que las armas todas
se disponen precisas sobre el campo guerra
para que los soldados elijan a su gusto
con cual de ellas habrán de conquistar la noche.

Aparece algo así como una duda tibia
y no es más que el proceso de retardar el gozo;
y un amague vestido de un dejo de premura
pero se trata solo de apreciar los latidos.

Empuñada la hoja, cualquiera sea el mango,
se pronuncia el ataque desnudo de piedad
buscando el golpe exacto que separe las aguas.

No muere nadie nunca, aunque una multitud
de heridos se derramen sobre la arena ardiente

porque escribir no mata aunque lleve al silencio.

lunes, 19 de enero de 2015

Cuatro mujeres

Cuatro mujeres expertas en daños
toman mi cuerpo y lo empujan al límite
sin escuchar de mi boca una queja
mientras mis músculos arden con furia.

Una usa cables que lanzan corrientes,
otra prefiere lo duro del codo
para azuzar brutalmente mis nervios
mientras con pesas aguarda la bella.

La que me gusta sonríe al mirarme
y a veces toca mi zurda palpando
cuánto sendero me queda inconcluso

de recorrer y sentir hasta el iris
que nos defina de pronto en un golpe
tanto trabajo de roce y distancia.

sábado, 17 de enero de 2015

El drama del asco y de la fe



Avanzo en la pendiente que lleva hasta mi nombre
arrastrando mi cuerpo - por demás entrenado -
por entre los ocasos que también portan huesos
sosteniendo los ojos que miran mi lejana
y dañina manera de desestimar todo.

Cuando llego y repito el hueco tan absurdo
llenándome el estómago de mariposas muertas
comprendo que me ignoro al final de la cúspide.
Entonces me rechazo y me arrojo de nuevo
a la idea de Sísifo tendiéndome la mano
mientras vomito soles, galaxias infinitas.

Casi el miedo, profundo, latiéndome las carnes,
y casi la sonrisa huidora de mi boca,
hasta que me despueblo de inútiles y santos
volcándome al camino ansioso de mi vientre,
de mis roturas breves quebrando mi mirada.

Noventa y nueve veces trituré sin esfuerzo
el eco de mi sombra perforando el oído
y una más desde siempre porque no basta el rojo
para decir mi idioma desprovisto de salvas,
inquieto de vivirse más allá de las horas.

Así todos los días con los demás crepúsculos
haciendo la secuencia que sin final inicia
eternamente el drama del asco y de la fe
arrasando de sed y bochorno preciso
mi estatura que pide por un poco de cielo.

viernes, 16 de enero de 2015

Conciencia



"Les ordenó que dejen que los niños lleguen a él, los cuales, entre otras cosas, no tienen consciencia del tiempo. Como siempre ocurre, es necesario dominar toda ley para poder entonces burlarla. Esto es: el que no acceda al cuándo no accederá a la eternidad."
Andrea

Haber querido mucho con ansias y pureza
estando sólo y pronto para poder legarlo;
haberlo hecho sin nunca pretender el negarlo
hasta andar lo recíproco de una muy alta tibieza.

Mantenerlo en la mira y entenderlo
sintiendo una potencia que expectante
acompaña al impulso del instante
que intuyéndolo al todo busca verlo.

Será conmigo el tiempo de la espera sin pausa
la misión cruda y plena de con fuego arrasar
lo feo y deprimente que en lo profundo anida.

Hasta unir cada fin con su primera causa
en un bucle de axones que por jamás parar
habrá de develar el cuándo de la herida.

miércoles, 7 de enero de 2015

Es inútil



Es inútil, te pienso y se me agita
la sed que persevera entre mis huesos,
te leo y se me inquietan los esquemas
sobre los que me apoyo y no te nombran.

Yo que tanto disfruto de lo exacto
termino desnortado y expectante
si aparece tu fuego iridiscente
palpitando un quilombo irreversible.

En verdad que no sé qué hacer conmigo
si te miro de cerca y me figuro
que no existe el atrás de los yatiris.

Que tan sólo me importa que tus ojos
se cierren por reír cada deshora
con mis brazos andando tu cintura.

martes, 6 de enero de 2015

De todos modos, de cualquier manera

Afuera llueve despacio y, ese goteo
me hace desear pedir, como agradecer
un poco más de duración a esta intensidad
de atravesar el tiempo mediante el sonido.

Sé que me sobra boca para  implicar
a la huella indeleble de tu cintura
inmaculando el final de mi noche,
que de un vozarrón de errores carente
pudiera torcerle el cuello al destino
a la suerte o a la fortuna
y exigir la intimidad de tus ojos
sonriendo sobre mis cicatrices,
y que como siempre
será mi pulso el que decida postergar mientras empuja
el encuentro que no se nombra
ese que se forja desde uno y se concreta desde el otro.

De todos modos, así y aquí decirte
qué cerca y lejos la calle, el monasterio,
los colores en el almanaque, cada cita
a la que asistimos cada cual vestido
de lo que siempre supimos no nos quedaba.

De cualquier manera, también el ahogo,
la mano que flamea como una bandera en lo alto
de esta emoción personal
que diciendo sin adjetivos el final de tu espalda
por rudeza de encierro relata tus labios carmesí
imposiblemente más aquí del tiempo.

De todos modos, de cualquier manera
también esta inconexión que a mí me duele
y seguro te encuentra dormida
sirve para recordar el punto
en donde se cierra el círculo
e impetuosa como indócil se abre la espiral
que preñada por mi boca y mis ojos

necesitan asirse a tu pelo y arder en tu mirada.

viernes, 2 de enero de 2015

Instinto de super vivencia

El panorama es denso y tan hostil
que me cubro la cara con la mueca
de un payaso inhumano, a la manera
de un hipócrita hastiado de reír.

Nadie nota que así voy a mi fin
andando entre la gente y dando vueltas
alrededor de inútiles ideas
dichas desde un balcón fuera de mí.

Me alejo entonces, lúcido y sonriente
a la gruta granate que me aguarda
al perder la paciencia y no mi voz

para no ser el bestia que se muere
de lástima y de pena en la mirada

turbulenta de rabia y de razón.