Printfriendly

lunes, 7 de marzo de 2016

Mientras gira el ayer detrás de nuestros ojos


Yo sé que te hablarán las estaciones
marcando cada una cuánto ama tus maneras,
que incluso alguna nube te querrá
tan sólo para ella en su desierto.

Habrán mujeres largas esperando tu voz,
y algún hombre brutal, cansado de dolerte
dibujará esperanzas al borde del camino
por el que regresaron las que llamaste amigas.

Sé también, bien lo sé
que te permitirás entonces en un punto
la dimensión terrible de pensar nuestras bocas,

que cualquiera, cualquiera de todas mis miradas
habrá de señalarte el candor de tus manos
mientras gira el ayer detrás de nuestros ojos.